adoptivanet.info

adopción | para principiantes

volver a la página de inicio :: adoptivanet.info

Adopción interracial (o transracial)


La adopción interracial, también llamada trasnracial, se da cuando una familia adopta a un menor de diferente raza* o etnia a la suya propia. Esto puede darse tanto en adopción nacional, los menores con más dificultades para ser adoptados en España son de origen magrebí o gitano, pero también hay otros grupos étnicos en España; como en adopción internacional cuando se adopta en un país extranjero dónde donde mayoritariamente al población es de otra etnia a los padres adoptivos.


En la mayoría de comunidades autónomas no se considera la adopción interracial como una necesidad especial , de hecho se considera negativo para la obtención del CI el que la familia indique un preferencia hacia una etnia u otra. Sin embargo es una de las preguntas que se hacen al realizar el estudio psico-social: ¿Aceptarías un menor de otra etnia? En caso afirmativo ¿Qué etnias aceptarías?


acogimiento familiar


Se puede contestar que no siempre que no se esté dispuesto a aceptar una etnia distinta, y se puede decir que si y no aceptar una etnia concreta, como ya hemos dicho los menores con más dificultades para ser adoptados en España son de origen magrebí o gitano, y hay familias que no aceptan estas etnias pero si otras.


En el caso de la adopción internacional, si se escoge un país en el que la etnia mayoritaria es distinta se entiende que se acepta sin condiciones un menor de esa etnia, y por lo tanto no debe ser motivo de rechazo de la asignación.


Dicho esto ¿qué retos implica una adopción interracial?


El mayor reto en la adopción interracial es que para un desarrollo personal positivo es importante una percepción positiva de la propia identidad racial. Los niños adoptados por familias de otras razas, debido a que no tienen un modelo en la familia para identificarse con su raza, y especialmente si se mueven en un entorno en el que no hay personas ni otros referentes pueden desarrollar una adaptación psicológica más pobre que sus iguales adoptados por familias con las que coinciden racialmente.


Algunos estudios realizados, especialmente en Estados Unidos y sobre adopción de afro-americanos por parte de padres blancos, sugieren que estos menores manifiestan una opinión más negativa sobre su propia condición racial, presumiblemente como resultado de haberse criado en familias de otra raza. Sin embargo, otros estudios muestran cómo la presencia de niños pertenecientes a minorías sociales incrementa la aceptación de tales minorías por parte del resto de la familia, y que estos niños y niñas adoptivos se identifican a sí mismos como bi-rraciales, lo cual puede ser un hecho enriquecedor para ellos y el resto de la familia.


También es necesario equiparles con los mecanismos necesarios para combatir el racismo. Es fundamental ser muy sensible a todo lo vinculado con la raza del niño o niña ya que los padres y madres no pueden permitir que se ignore ningún tipo de incidente racista, ni siquiera en un sentido digamos "positivo", y a la vez deben dar los mecanismos al menor para afrontarlos. Esto para personas que nunca han sufrido racismo puede ser muy complicado, incluso el llegar a reconocer qué es y cuando se produce racismo.


acogimiento familiar


Para el niño o niña se hace muy duro a veces no parecerse físicamente a su familias adoptiva. También puede serlo para un hijo de la misma etnia sin embargo para un niño de otra raza puede en ocasiones llevar a situaciones en las que no se reconoce a sus padres o sus hermanos como tales y hacen que le niño o niña se sienta perdido, se sienta incómodo, etc…


A nivel de adaptación general de la familia adoptiva con el hijo, no hay diferencias entre una adopción interracial y una que no lo sea.


La adopción interracial implica unos retos importantes que deben tomarse en consideración antes de empezar un proceso adoptivo. Los resultados de las adopciones interraciales no tienen por qué ser negativos ya que la necesidad que un niño o niña tiene de una familia estable pesa más que el posible beneficio que en la vida del menor puede hacer la unión con una familia de igual raza. Una familia receptiva y preparada para asumir estos retos pueden estar plenamente preparados para satisfacer las necesidades del niño que entra en la familia.


*Entendemos la palabra raza como una constatación estadística de ciertos rasgos morfológicos comunes a un determinado grupo humano.


También puede interesarte:

Adopción de niños y niñas con necesidades especiales

Adopción de niños y niñas mayores

Adopción interracial

Adopción por pasaje verde

Identidad y adopción transracial (I)

Identidad y adopción transracial (II)


Fuente: diversas fuentes de internet.

Empezando los trámites de una adopción. leer +

Especial familias monoparentales. leer +

Bibliografia sobre adopción. leer +

Adopción de niños y niñas con necesidades especiales. leer +

Referentes de personas adoptadas. leer +