adoptivanet.info

adopción | para principiantes

volver a la página de inicio :: adoptivanet.info

La adaptación


Cuando el niño o niña puede comprobar que el cariño que le profesa su nueva familia es incondicional ya no necesitará mostrar rabietas, estallidos y rebeliones ya que no tendrá miedo a un nuevo abandono. Esta es la etapa de adaptación real.


la llegada a casa con el hijo o hija adoptivo


Durante las fases anteriores, la luna de miel y la tormenta, el niño o niñas ha estado poniendo a prueba a su nueva familia en un intento de una verdadera adaptación. Ha sido una etapa de tensiones familiares que ha tenido descubrir la capacidad de la nueva familia para contenerlo, asegurarse que no volverán a repetirse experiencias de abandono como las que vivió anteriormente, y que puede confiar que esta familia será suya para siempre.


Al empezar a adquirir esta confianza al niño o niña suelen empezar a aflorarle los recuerdos y se puede mostrar más confiado para compartirlos con sus padres.


Si los padres (o la madre o el padre en el caso de familias monoparentales) durante estas etapas pueden reconocer las emociones de su hijo o hija, aceptarlas, intentar canalizarlas y poner los límites necesarios, podrán interpretar las agresiones de su hijo o hija como parte de un modelo de aprendizaje que le ha resultado válido en situaciones anteriores y que se irá modificando en la medida en que el niño o niña vaya aprendiendo que no son ni necesarias ni adecuadas en la nueva situación y aprenderá nuevos modelos más adecuados a la nueva situación.


Finalmente, el nuevo sistema familiar alcanzará unos niveles adecuados de bienestar, en la medida en que exista suficiente espacio para que cada uno de sus miembros puedan evolucionar con sus peculiaridades y, que ese sistema sea capaz de ir modificándose, en un esfuerzo necesarios y constante para ir adaptándose a las necesidades de todos y cada uno de los que lo componen.


Esto pasa por considerar al niño o niña como un miembro integrado y con pleno derecho en el sistema familiar. Los padres deben reconocer la originalidad del niño y a su vez ser capaces de reconocer en el hijo o hija su derecho a tener pensamientos y sentimientos particulares, e incluso comportamientos que no se adaptan a las expectativas o al sistema de valores del núcleo familiar.


Fuente: diversas fuentes de internet.

La adopción y la escuela. Escolarización de niños y niñas adoptados. leer +

Juegos, juguetes, muñecos, muñecas multetnicos y multiculturales. leer +

Bibliografia sobre adopción. leer +

Bibliografía de cuentos del mundo. leer +

Referentes de personas adoptadas. leer +