adoptivanet.info

adopción | para principiantes

volver a la página de inicio :: adoptivanet.info

¡quiero un papá! (o una mamá)


Se lo has contado desde pequeño o pequeña, sacas la conversación cuando puedes (sin exagerar) o la saca él o ella cuando le interesa, tenéis vuestro propio cuento y de repente... un día vas en el coche, estáis cenando, o paseando por el parque ... y tu hijo o hija te deja sin palabras con una pregunta incómoda, un reproche o un ¡yo quiero un papá! (o una mamá). Puede que te cueste encontrar la respuesta adecuada si no te pilla alerta.


Cuando el niño o niña nos pregunta el porqué no tiene papá o mamá, nuestra tendencia natural es enumerarles todos los familiares que sí tiene: tienes mamá (o papá), tienes abuelo, abuela, tienes tío y/o tía, primos y primas, amigos que te quieren... Es cierto, los tiene, pero eso no es lo que nos está preguntando. No temamos que no valore lo que sí tiene, porque seguro que lo hace, el tema es que quiere saber más sobre el motivo por el que no tiene padre (o madre). Habla de lo que no tiene y le parece extraño o lo añora (ya que sí se puede añorar lo que nunca se ha tenido).


Es importante dejar al niño o niña expresar sus sentimientos, sus dudas, sus anelos y, aunque sus ideas nos puedan chocar o no gustar en algún momento, debemos escucharles. Es probable que dejen de hacerlo si nos notan poco receptivos a escucharles y a aceptar y empatizar con sus sentimientos.


Las redes de madres o padres e hijos en las mismas circunstancias (parte de una familia monoparental y/o adoptados y/o de etnia distinta) son fundamentales para mostrarle que vuestra familia es como muchas otras. Existen muchos niños como él. Cuando uno es pequeño quiere ser como los demás para sentirse aceptado, siempre es así. Hoy en día, esa igualdad es imposible porque el concepto de la familia ha cambiado y porque existen muchos modelos de familia distintos e igual de válidos.


no tengo papá


Una de las primeras cosas en las que has de pensar es qué es lo que quieres contarle, cuales fueron tus motivaciones para tener un hijo o hija y porque optaste por la adopción y no por una técnica de reproducción asistida por ejemplo. Tener las ideas claras al respecto facilitará explicarle las cosas. A partir de estas ideas puedes crear un cuento, o puedes buscar unos existente que se adapte a vuestra historia.


Es recomendable hablarle del tema des de bien pequeño aunque no comprenda el idioma. No se trata de que entiendan, pero a ti te va a servir para ir ensayando la conversación. Poco a poco irás incorporando el discurso y cada vez te saldrá más fácilmente. Con el tiempo también se lo contarás a otros niños o adultos que os pueden preguntar.


Sobre los dos años empiezan a preguntar por la figura del padre o la madre que no tienen, pero este momento podría retrasarse hasta los tres o cuatro años, o puede que no pregunte. Más allá de esa edad si has estado esperando a que pregunte es el momento para sacar el tema. Todo lo que no se habla se queda en la sombra y no se puede resolver, pero recuerda que necesitas tener muy interiorizado el cómo, el porqué.


Si tiene menos de cinco años no necesita muchos detalles en las explicaciones y probablemente no lo entienda del todo en un principio. Puede ser suficiente con decir que hay muchos tipos de familias y que en la suya no convive un padre o una madre y que nosotros tomamos esa decisión, la de ser padre o madre en solitario.


Entre los cinco y ocho años podrá comprender las implicaciones de lo que se le explique y querrá saber cómo es su padre o madre y dónde está. Además pedirá información desde la perspectiva de ¿y qué pasará conmigo? Especialmente en los niños adoptados que ya han sufrido una pérdida el miedo a poder volver a sufrirla y encontrarse solos se puede agudizar. Es aconsejable dejar abiertos los canales de comunicación dejandole claro que estamos dispuestas a hablar de este tema cuando el niño o niña lo quiera o necesite.


Entre nueve y doce años el/la niño/a tiende a pensar en términos de bueno/malo, correcto/incorrecto. Es importante explicarle que no hay nada de malo en una familia como la suya, que es una más, hablándole de los otros tipos de familia y especialmente de las familias monoparentales o de las familias a través de la adopción. También es importante hablar siempre de los padres biológicos de una forma positiva.


Fuente: diversas fuentes de internet.

Empezando los trámites de una adopción. leer +

Especial familias monoparentales. leer +

Bibliografia sobre adopción. leer +

Adopción de niños y niñas con necesidades especiales. leer +

Referentes de personas adoptadas. leer +