adoptivanet.info

adopción | para principiantes

volver a la página de inicio :: adoptivanet.info

Actividades para ayudar al niño o niña a relajarse


Es positivo fomentar ténicas de relajación para los niños y niñas ya que pueden ser útiles para gestionar la frustración, así como ayudarles a dormir y descansar mejor y afrontar las actividades diarias con buena actitud.


Durante el primer año de vida, el bebé suele tranquilizarse mucho si siente a la madre cerca, hay contacto físico o se le balancea suavemente en sus brazos o en la cuna. También el hablarle o cantarle en tono suave y relajado propicia la transición hacia el sueño o un estado más calmado. Sin duda, todos estos recursos ya constituyen formas de relajación natural y universal. Es a partir aproximadamente de los 2 años y medio y en paralelo al aumento de la capacidad de los niños para empezar a comunicarse verbalmente, cuando podemos introducir, si lo consideramos necesario, alguna actividad de relajación más estructurada.


Estas técnicas de relajación pueden introducirse como un juego con el niño mediante distintas actividades. Además de las relajación van a producir otros efectos positivos como cualquier juego que compartamos con ellos. Más adelante, a partir de los 6 años, podemos ya introducir diferentes técnicas más estructuradas en función de las necesidades de cada caso.


Cuando estamos relajados notamos diferentes sensaciones, pesadez, calor, cansancio, sueño, que nuestro cuerpo pesa y no nos podemos mover, o tal vez todo lo contrario que nuestro cuerpo no pesa y parece como que flotamos, podemos notar cosquillas y hormigueo en los dedos de las manos... Es importante hacerle notar al niño o niña estas sensaciones que nota para poder reconocer este estado de relajación y volver a él cuando se encuentra tenso.


mejorar la autoestima de los niños y niñas


Mediante cuentos, antes de acostarse, podemos ir introduciendo las técnicas de relajación. Por ejemplo a través del cuento de La tortuga y la liebre, la fábula clásica de Esopo que narra como en una carrera entre la tortuga y la liebre finalmente gana la tortuga. Se puede pedir al niño o niña que haga de tortuga (respirar lento, mover brazos y pies lentamente, meterse en su casa y permanecer quieto unos momentos...) o de liebre (respirar rápido, agitar brazos y pies...). El cuento debe acabar cuando gana la tortuga y el niño efectúa las respiraciones lentas y relaja todas las extremidades. Al final la tortuga se mete en su casa, apaga la luz y se mete en la cama a descansar para recuperarse y empezar el siguiente día bien...


Se pueden usar también juguetes como por ejemplo peluches o una pequeña pelota blanda para hacer ejercicios de presión y distensión. Se le dice al niño o niña que imagine que está exprimiendo una naranja y debe apretarla para sacar el jugo, una vez exprimida suelta la naranja y vuelve más tarde a exprimirla para sacar el jugo.


Los ejercicios de respiración para aprender a inspirar por la nariz y expirar por la boca de forma pausada, lo podemos hacer también diciéndole al niño que se imagine que es un globo que lentamente se va hinchando, le damos también instrucciones para que vaya alzando los brazos al tiempo que se hincha; para después deshincharse, expirando el aire y bajando lentamente los brazos.


A medida que el niño o niña va creciendo podemos introducir imágenes y sensaciones, por ejemplo, que el niño piense en sus colores, juguetes, situaciones o personas favoritas que le ayudan a sentirse bien. De esta forma cuando necestite relajarse podrá evocar estas imágenes tranquilizadoras. También ir explicándole cuales son sus emociones en estos momentos le ayudarán a identificarlos mejor y recuperar la tranquilidad cuando se siente desbordado. A partir de los 7 años ya podremos dejar de un lado los cuentos para utilizar instrucciones más estructuradas.


La idea es seguir trabajando, a medida que crece el niño o niña, la diferenciación entre tensar y relajar de los diferentes grupos musculares, el control de la respiración, y las sensaciones de confort, pesadez, etc... El niño o niña debe interiorizar que cuando está nervioso, cuando tiene miedo o simplemente está enojado, parte de sus músculos están tensos y todo él está activado. Reconocer estas sensaciones es el primer paso para poner en marcha las estrategias trabajadas de relajación y tratar de tomar él mismo el control de la situación.


Bibliografía:


La liebre y la tortuga - Edaf
La liebre y la tortuga por Giovanna Mantegazza (Editorial Edaf).


La fábula clásica de Esopo que narra como en una carrera entre la tortuga y la liebre finalmente gana la tortuga, aún y ser más lenta que la liebre, gracias a su perseverancia.
Puede comparase en el siguiente enlace de Amazon: Liebre Y La Tortuga, La


24 juegos de relajacion para niños de 5 a 12 años - Sirio
24 juegos de relajacion para niños de 5 a 12 años por Micheline Nadeau (Editorial Sirio).


Este libro le presenta 24 juegos de relajación sencillos y divertidos para niños con edades comprendidas entre los 5 y los 12 años. Está dirigido a los padres, al personal educativo, a los cuidadores, a los monitores de tiempo libre y, en definitiva, a todos aquellos que trabajan con los más jóvenes.
Puede comprarse en el siguiente enlace de Amazon: 24 juegos de relajacion para niños de 5 a 12 años


Cómo relajar a los niños en preescolar: 30 actividades en forma de juegos para suscitar la tranquilidad - Ceac
Cómo relajar a los niños en preescolar: 30 actividades en forma de juegos para suscitar la tranquilidad por Michele Guillaud (Editorial Ceac).


Clases a menudo sobrecargadas, niños agitados, con falta de atención y de concentración, un ruido ambiental constante, profesores desbordados, son razones para practicar en clase un trabajo de relajación continuado, extremadamente beneficioso para mantener un clima tranquilo en la escuela. Esta obra presenta una treintena de actividades en forma de juegos originales para suscitar la tranquilidad, recobrar la calma y favorecer, paralelamente, el desarrollo de actividades matrices, presentados como un 'apoyo importante de construcción de los aprendizajes'. Los niños aprenderán: a tomar conciencia de su esquema corporal a controlar sus movimientos y sus emociones a explorar diferentes maneras de movilizar su cuerpo a desarrollar su capacidad de vivir con los demás a poner en palabras lo que viven, sienten y hacen .
Puede comprarse en el siguiente enlace de Amazon: Cómo relajar a los niños en preescolar: 30 actividades en forma de juegos para suscitar la tranquilidad (Educacion Infantil)


También puede interesarte:

Baja tolerancia a la frustración en el niño o niña adoptado

Cuentos infantiles para trabajar emociones y sentimientos


Fuente: diversas fuentes de internet.

La adopción y la escuela. Escolarización de niños y niñas adoptados. leer +

Juegos, juguetes, muñecos, muñecas multetnicos y multiculturales. leer +

Bibliografia sobre adopción. leer +

Bibliografía de cuentos del mundo. leer +

Referentes de personas adoptadas. leer +